Saltar al contenido
Casas domoticas – ¡Todo Sobre las Casas Inteligentes!

Proyectos Arduino para el hogar

Los problemas de la domótica tradicional.

A pesar de que la crisis en el campo de la construcción ha provocado el estancamiento de la domótica, actualmente existen algunas soluciones que se basan en el Hardware Libre que pueden dar un soporte a este sector. Una de ellas es la automatización con Arduino.

En la domótica tradicional hay serios problemas que no nos permiten aplicarlo de manera sencilla en nuestros hogares. Uno de los más destacados es el precio. Si nos concentramos en un proyecto común, podríamos encontrarnos con estos componentes comunes:

  • Una unidad centra, la cual será el alma de nuestro sistema, el cual podría ser una computadora o un servidor de domótica.
  • Los sensores, los cuales son los que captan lo que sucede en el entorno y lo registra.
  • Los actuadores, quienes actúan en el sistema de acuerdo a los parámetros que se establezcan.
  • Protocolo de comunicación, el cual hará que los distintos dispositivos del sistema domótico se comuniquen entre sí.

 

A pesar de que no existe un precio estándar, sí que se podría tener un estimado de lo que no podría costar este sistema, el cual podría rondar los 210$ o hasta lo que queramos. Obviamente, mientras más costoso, mucho más sofisticado será nuestro sistema.

En pocas palabras, estamos hablando de dispositivos que se especializan en una labor específica y que están ideados para que hagan esa función. Los costos dependen mucho de nuestro sistema de comunicación y la marca que sea. Lo que hay que tener en mente es que, cuando decidamos usar una marca, o una empresa, muy difícilmente podremos cambiar.

En la domótica hay ciertos estándares de comunicación, ya sea Zigbee, X10 o KNX, los cuales son usados por los fabricantes para hacer que sus dispositivos se comuniquen. Estos estándares logran que seamos capaces de usar equipos de distintas marcas dentro de una mismo sistema. Sin embargo, estas integraciones no son para nada sencillas y en algunos casos, podría provocar serios problemas. Esto hace que no sean verdaderos sistemas abiertos ya que, a pesar de que utilizan los estándares de comunicación, no seremos capaces de modificarlo u optimizarlo.

Sabemos que las comunicaciones inalámbricas hay logrado que el coste del sistema se vea reducido a favor de la estabilidad y fiabilidad. Cuando hacemos uso de algún cableado físico, comunicación por cableado o buses de comunicación, estos costos se elevan dramáticamente, aún más si el sistema se intenta aplicar en una casa que ya está construida.

¿Es Arduino la solución?

Es probable que uno de los desafíos a los que podemos enfrentar sea el de ser capaces de aplicar técnicas del movimiento «Maker» o «Hágalo usted mismo» (DIY, por sus siglas en inglés) cuando se habla de la automatización de un hogar. Es por ello que los microcontroladores, como Arduino 101 o Arduino MKR1000 tienen mucho que contar.

Arduino ha llegado para cambiar todo el universo de la electrónica y la programación. Esto se debe a su formato de Hardware y Software Libre, con el cual podemos fabricar sistemas hawdware, compartir nuestros proyectos e ideas y obtener consejos ideas en una comunidad inmensa detrás de este movimiento. Esto ha logrado que la automatización del hogar haya dado un giro de 180 grados.

El Arduino y el Hardware libre nos ha dado la oportunidad de poder fabricar nuestros sistemas propios tener la capacidad de adaptarlos como queramos, de acuerdo a nuestras necesidades. Todo lo contrario a los sistemas tradicionales. Ahora podemos mantener un control completo sobre todo el conjunto, pudiendo añadir o cambiar dispositivos, ya sean actuadores, sensores, modificar la interfaz. Y además contamos con el respaldo de toda una comunidad que nos ayudará durante todo el año y totalmente gratis.

¿Cuáles son los contras del Arduino?

Si sumamos todos los beneficios que nos otorga el Arduino, son pocas las empresas que pueden competir realmente. La traba más significativa que podemos encontrar es el «rol» de multidisciplinar que debe asumir el propietario. No, no es una tarea fácil, aún más cuando nos referimos a programar. Es necesario poseer una buena base para crear un sistema de domótica coherente y eficaz.

Sin embargo, aún podemos basarnos en una gran cantidad de herramientas que existen por toda la web. OpenDomo podría ser una buena, un protocolo que se creó dedicado completamente al ámbito de la domótica. Pero han anunciado recientemente que harán una actualización, por lo que podría dejar de ser una buena opción.

La mejor opción sería apoyarse en estándares, como HTML5, Firmata y CSS3. Todo esto es totalmente accesible para cualquier persona y con cierta práctica se puede manejar con cierta facilidad. La dedicación y la constancia son fundamental en cualquier proyecto, sobre todo cuando se trata de sistemas de hardware y software libre.

✅ Ventajas del Arduino.

Arduino, especialmente su versión MKR1000, se han convertido en una gran oportunidad para hacer crecer la domótica y la automatización. Podemos usar la MKR1000 en forma de microcontrolador para poder tramitar la captación de información y la acción sobre distintos dispositivos. Un ejemplo de esto sería la capacidad de controlar un relé para encender o apagar una bombilla desde un teléfono celular o podemos automatizarlo para que encienda cuando una persona entra a la habitación. Dos proyectos básicos que podrían sentar las bases para la automatización total del hogar.

En este ámbito, el viejo módulo de WIFI ESP8266 podría ser un complemento ideal. Este módulo, además de ser sumamente barato y de muy poco consumo, Quizás no nos ofrezca toda la facilidad de un Arduino, pero sería un agregado perfecto para una instalación.

Lo más idóneo es que seamos capaces de poder utilizar Arduino MKR1000 para prototipar y poder extraer el chip Atmel ATSAMW25 de la placa. Aunque podemos encontrar este chip por un precio hasta de 20$ más barato que el Arduino MKR1000. De esta forma bajaríamos aún más el coste de nuestro sistema.

❌ Pequeños inconvenientes al usar Arduino.

Quizás nos encontremos con pequeños inconvenientes, los cuales no llegan a ser ni una «contra» para el Arduino. Por ejemplo, el Arduino MKR1000 funciona con 3.3 V, es decir, por sus salidas digitales vamos a tener este voltaje. Los relés comunes, lo que no son más que interruptores eléctricos, funcionan con 5 V y por ello no vamos a poder transmitir el voltaje necesario para que se active.

Hay distintas soluciones sencillas para esos problemas. Como cambiar el relé por uno que si trabaje con 3 V o implementar un transistor como interruptor de una fuente que nos de los 5 V que necesitamos para poder trabajar con ese interruptor.

Antes de hacer estas modificaciones, debemos tener en cuenta que tipo de voltaje se utiliza en nuestro país. Por ejemplo, España trabaja con alto voltaje, es decir, utiliza 220 V, dejando atrás por mucho los 5 o 3,3 V. Por lo que siempre se debe tener precaución.

 

error: Content is protected !!